Sidras con sabores Maeloc, también ideales para los cócteles

Maeloc ha reinventado la sidra con una propuesta a base de sabores y aromas afrutados. A la tradicional manzana sidrera con la que se elabora la sidra, la marca de Hijos de Rivera ha incorporado toques de pera, fresa o mora, muy adecuados también  para cócteles.

Para la producción de esta bebida se utilizan manzanas sidreras 100% gallegas, de las variedades Raxaó, Príncipe, Pero, Rabiosa y Verdeñá. Así, la sidra de fresa, de color rosado intenso y brillante, desprende un olor mezcla de las fresas y el yuzu (un cítrico con origen en Asia Oriental).

Por su parte, la sidra de pera es fresca y de sabor suave, mientras que la de mora es las más dulce de las tres. A su aroma, a sidra con frutos del bosque, hay que añadir su sabor a mora algo dulzón, pero a la vez ligero y refrescante.

A partir de las sidras con sabores se pueden realizar interesantes y refrescantes cócteles. Una de ellos, por ejemplo, puede ser un combinado sin alcohol, elaborado con Maeloc Sin. De color amarillo dorado, posee un aspecto brillante y contiene una fina burbuja. Su aroma denota ligeras notas de sidra y compota de manzana y su sabor es dulce, ácido y refrescante. Maeloc Sin está elaborada con stevia y sin azúcares añadidos y se presenta en formato de botella achampanada de 75 cl.